Historia de Bournemouth

La region de Dorset y Hampshire, así como los alrededores de Bournemouth, han sido un lugar de asentamientos humanos desde hace miles de años. Sin embargo, sobre los años de 1800, la zona de Bournemouth era en gran parte un brezal remoto y árido.

Hasta el siglo XVI nadie vivía en la desembocadura del río Bourne y los únicos visitantes eran pescadores ocasionales, cortadores de turba y bandas de contrabandistas.

Durante el periodo Tudor, la zona fue utilizada como un coto de caza, “Stoutfield Chase”, pero a finales del siglo XVIII únicamente una parte era mantenida, incluyendo varios campos alrededor del río Bourne y la casa de campo conocida como Decoy Pond House, la cual se encontraba cerca de lo que actualmente es la plaza de la ciudad “The Square”.

Con excepción de una finca, hasta el año 1802 la mayoría de la zona de Bournemouth pertenecía a tierras comunales. Pero según un acta del año 1805 cientos de acres de tierra se convirtieron en privadas por primera vez. En el año 1809 se abrió por primera vez el Pub “Public House” Tapps Arms. Unos años más tardes, en el año 1812, los primeros residentes, oficiales retirados de la armada Lewis Tregonwell y su esposa, se trasladaron aquí y construyeron su nueva casa. Tregonwell comenzó a desarrollar la zona construyendo una serie de villas cerca del mar como lugar para pasar las vacaciones.  Junto con George Tapps,, Tregonwell plantó cientos de pinos ofreciendo un paseo protegido de la playa (paseo conocido posteriormente como el “Paseo de los inválidos”). La localidad finalmente crecería en torno a sus pinos intermitentes. En el año 1832, cuando Tregonwell murió, Bournemouth había crecido y se había convertido en una pequeña comunidad de casas dispersas, villas y casas de campo.

En el año 1835, después de la muerte de Sir George Tapps, su hijo George William heredó el terreno de su padre. Entonces Bournemouth comenzó a crecer a un ritmo tan rápido como George William comenzó el desarrollo de esta población costera como complejos de viviendas similares a los que ya había en localidades como Weymouth o Brighton.

En el año 1841, la ciudad fue visitada por el médico y escritor Augustus Granville, el cual fue el autor de la obra “Los Spas de Inglaterra”, en donde se describen los centros de salud del país. Como resultado de su visita, el doctor Granville incluyó un capítulo sobre Bournemouth en la segunda edición del libro. La publicación de dicho libro, así como el crecimiento de visitantes buscando las propiedades medicinales del uso del agua de mar y el aire de los pinos, ayudó a que la ciudad creciera y se estableciera como un destino turístico.

En la década de 1840, los campos que se encontraban al sur de la carretera (más tarde lo que sería la plaza de Bournemouth) se secaron y se incorporaron arbustos y caminos peatonales. Muchos de aquellos paseos, incluyendo el “Camino de los Invalidos” permanecen hoy en día, y forman parte de los jardines Pleasure Gardens el cual se extiende varios kilómetros a lo largo del arroyo Bourne.

Los jardines Pleasure Gardens eran originariamente una serie de caminos ajardinados creados en los campos propiedad del Estado de Branksome. A principios de la década de 1870, todos los campos se arrendaron a los Comisionados de Bournemouth por los terratenientes. El parlamento aprobó un acta bajo la cual 13 miembros de la Comisión organizaron la expansión y las infraestructuras de la ciudad, así como la pavimentación, alcantarillado, drenaje, alumbrado público y limpieza de calles.

A finales del siglo XIX, la ciudad continuó con su desarrollo. Los jardines Winter Gardens se finalizaron en 1875 y el muelle de hierro fundido de Bournemouth se acabó en el año 1880. La llegada del ferrocarril permitió el crecimiento masivo de las visitas a la playa de la ciudad, sobre todo en verano, y especialmente visitantes de la zona de los Midlands y de Londres. En el año 1880 la ciudad de Bournemouth tenía una población de 17.000 personas, pero en el año 1900, cuando las conexiones por ferrocarril estaban en su mayor apogeo, la población de la ciudad alcanzó los 60.000. También fue durante este periodo que la ciudad se convirtió en el lugar favorito de artistas y escritores. Se mejoró mucho en esta época gracias a los esfuerzos de Sir Merton Russell-Cotes, Alcalde de la ciudad y filántropo. Merton ayudó a establecerse el primer museo y la primera biblioteca de la ciudad. La galería de arte y museo “Russell-Cotes Art Gallery & Museum” se encontraba en su propia mansión, y después de su muerte fue dada a la ciudad.

Dado que el crecimiento de Bournemouth aumentó a principios del siglo XX, el centro de la ciudad se llenó de teatros, cafés, dos cines y unos cuantos hoteles. Como otros edificios podemos citar el Monumento a los Caídos del año 1921, el Pavillion de Bournemouth, la Sala de Conciertos y el Gran Teatro. La ciudad no sufrió daños durante la Segunda Guerra Mundial, pero vio un periodo de declive como lugar turístico cerca del mar en la época de la posguerra.

En el año 1985, Bournemouth se convirtió en la primera ciudad del Reino Unido que introdujo el uso de circuito cerrado de cámaras de vigilancia en la calle pública.




Frontal de la Abadía de Westminster, Ravanus Flavus

BOOKING.COM

Encuentra donde quedarte en Londres con el mejor buscador de alojamientos. 

Booking.com