Historia de Chichester

Periodo romano

Se cree que la zona alrededor de Chichester jugó un papel muy importante durante la invasión romana del año 43 d.C., confirmando con esto la evidencia de estructuras de almacenaje militar en la zona cerca del Palacio Romano Fishbourne.

El centro de la ciudad se encuentra sobre los cimientos de la ciudad Romano-Británica de Noviomagnus Reginorum, capital de Civitas Reginorum.

La calzada romana de la calle Stane Street, que conecta la ciudad con Londres, comenzaba en la puerta este mientras que el camino de Chichester a Silchester comenzaba en la puerta norte. Las calles de la ciudad tienen un diseño en forma de cruz, heredado de los romanos, irradiando hacia el exterior desde el cruce el mercado medieval conduciendo rutas hacia el norte, sur, este y hacia las calles comerciales del oeste.

Las murallas originales de la ciudad romana tenían más de dos metros de espesor (las cuales fueron usadas posteriormente para desviar el río Lavant). Estos  muros sobrevivieron más de mil quinientos años, pero fueron reemplazados mas tarde por unos muros georgianos mas finos.

Alrededor del año 80 se construyó un anfiteatro cerca de las murallas de la ciudad, fuera de la puerta este. Los restos de este anfiteatro están enterrados bajo tierra en un lugar utilizado actualmente como un parque, pero parte del mismo puede distinguirse y hay un tablón de anuncios en el parque que ofrece más información.

Periodo anglo-sajón

Según cuenta la Crónica Anglo-Sajona la ciudad fue capturada cerca del siglo V por Ella, el supuesto primer rey de los Sajones del sur, y fue renombrada con su hijo, Cissa. Esta ciudad fue la principal población del Reino de Sussex.

La catedral de los Sajones del Sur fue fundada en el año 681 en Selsey. La sede del obispado se trasladó a Chichester en el año 1075.

Chichester fue una de las ciudades fortificadas establecidas por Alfredo el Grande, probablemente en los años 878 y 879, haciendo uso de los muros romanos que había en pie. Según el Burghal Hidage, una lista escrita a principios del siglo X, esta ciudad fue una de las ciudades fortificadas más grandes de Alfredo, la cual tenía tierra suficiente para abastecer a los soldados en tiempos de emergencia. El sistema fue apoyado por una red de comunicaciones basado en balizas sobre las colinas, las cuales proporcionaban información sobre posibles peligros. Se ha sugerido que esta comunicación se desarrolló entre Chichester y Londres.

Periodo normando

Cuando el libro de Domesday fue compilado, uno de los registros más importantes de la historia de Gran Bretaña, Chichester consistía en 300 viviendas las cuales acogían una población de alrededor de 1.500 personas. También había un molino llamado Kings Mill que podía ser alquilada a los esclavos locales y villanos. Después de la Batalla de Hastings el municipio de Chichester fue entregado a Roger de Mongomerie, el primer conde de Shrewsbury por los esfuerzos en dicha batalla, pero sería más tarde, en el año 1104, sería perdido por el tercer conde. Poco después de 1066 se construyó el castillo de Chichester por Roger de Mongomerie para consolidar el poder normando. En torno al año 1143 se creó el título de Conde de Arundel (también conocido como Conde de Sussex hasta que el título cayó en desuso).

 

 




Frontal de la Abadía de Westminster, Ravanus Flavus

BOOKING.COM

Encuentra donde quedarte en Londres con el mejor buscador de alojamientos. 

Booking.com