El buque HMS Belfast fue uno de los cruceros ligeros más poderosos del mundo (el otro fue el HMS Edinburgh), y es el único buque superviviente de este tipo que estuvo en servicio activo durante la Segunda Guerra Mundial además de la guerra de Corea.

Este barco ha sido el primero en ser salvado desde la victoria de Nelson debido a su importancia histórica, y es mantenido por el museo “Imperial War Museum”.

HMS Belfast se construyó en 1938 y dejó de prestar servicios en las fuerzas navales en el año 1965 abriéndose como museo el día de Trafalgar en 1971, convirtiéndose en un recuerdo importante del poder del patrimonio naval británico en el siglo XX. El buque tiene nueve cubiertas que se pueden visitar y mucha historia que explorar.

También se puede visitar su inmensa caldera y sala de máquinas, ver sus cañones antiaéreos y hacerse una idea de la vida y funciones de todos sus tripulantes. Actualmente se encuentra atracado en el río Támesis entre el Puente de la Torre y el Puente de Londres, siendo su estación de metro más cercana la de London Bridge.

El buque fue encargado poco antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, y pronto tuvo que recibir importantes reparaciones después de ser dañado por explosivos alemanes. Volvió a la acción en 1942 sirviendo de escolta a la Unión Soviética al año siguiente participando en la Batalla del Cabo Norte.

Después de muchos viajes por el extranjero, en 1963 se pensó en desmantelarlo y utilizarlo para chatarra, pero tras  una campaña de un grupo privado se preservó como barco museo a orillas de Támesis en Londres.

Imagen del Puente de la Torre y HMS Belfast, Jim Linwood

BARCO MUSEO

En 1967, el museo “Imperial War Museum” comenzó a mirar la posibilidad de preservar una torreta de 6 pulgadas para complementar las armas navales de 15 pulgadas que ya habían preservado. Después de visitar el HMS Gambia el 14 de abril de 1967 se pensó en la posibilidad de preservar el buque entero. El Gambia se encontraba demasiado deteriorado para ser conservado, por lo que la atención se centró en el Belfast. Se estableció una junta con el Museo Imperial War, el museo Nacional Marítimo y el ministerio de defensa, la cual informó en junio de 1968 que el proyecto era factible. Sin embargo, a principios de 1971 el gobierno estuvo en contra de su conservación.

A pesar de esto, los esfuerzos para evitar su destrucción continuaron. La HMS Belfast Trust se estableció con el almirante Sir Morgan Morgan-Giles, un antiguo capitán del barco y Miembro del Parlamento, como presidente. Después de sus esfuerzos el gobierno estuvo de acuerdo en entregar el barco a la asociación  y se abrió al público el 21 de octubre de 1971, en el día de la conmemoración de Trafalgar.

Aunque ya no forma parte de la Marina Real, HMS Belfast fue subvencionada para permitir que continuara llevando la Insignia Blanca. Sin embargo, a finales de los años 70, la posición financiera del HMS Belfast Trust era bastante delicada y el Imperial War Museum solicitó permiso para fusionar el Trust dentro del museo. El 19 de enero de 1978, la entonces Secretaria de Estado para la Educación y la Ciencia, Miss Shirley Williams, aceptó la propuesta declarando que “HMS Belfast es la única demostración de una fase importante de nuestra historia y tecnología”. El buque fue transferido al museo el 1 de marzo de 1978.

El buque ha sido llevado a dique seco en dos ocasiones para trabajos profundos de preservación. En 1982 se sacó en Tilbury y en 1999 se remolcó hasta Portsmouth. A Portsmouth llegó con retraso por la mala situación de la mar, y se pretendía que llegara el 6 de junio de 1999 para la celebración del aniversario del desembarco de Normandía. 

Después de los trabajos de mantenimiento, el Belfast se vuelve a pintar de camuflaje, del mismo color que estuvo pintado desde noviembre de 1942 hasta julio de 1944.

Las armas del buque apuntan a unas 11 millas y media, al norte de Londres, y se han dispuesto así para mostrar a los visitantes el alcance de las mismas.

En agosto de 2009 se anunció que el buque HMS Belfast recibiría 150.000 libras del Departamento de Cultura, Medios de Comunicación y Deportes y de la Fundación Wolfson para apoyar la reinterpretación del puente de mando del barco y su centro de control.




En el barco HMS Belfast, charlo.be

BOOKING.COM

Encuentra donde quedarte en Londres con el mejor buscador de alojamientos. 

HMS Belfast en la costa de Corea el 27 de mayo de 1952, Gdr

LOCALIZACION HMS BELFAST

La estación de metro más cercana al HMS Belfast es la estación de London Bridge.

El buque museo HMS Belfast abre sus puertas todos los días del año a excepción de los días 24, 25 y 26 de diciembre. Su horario es el siguiente:

 De marzo a octubre, de las 10.00 horas a las 18.00 horas.
 De noviembre a febrero, de las 10.00 horas a las 17.00 horas.

El precio de entrada al museo es el siguiente (2019). Los tickets adquiridos online son más económicos:

Adultos, £18
Niños (de 5 a 15 años), £9.
Mayores de 60 años, £14,40.

La duración de la visita al HMS Belfast suele tardar entre 1,5 horas y 2 horas. Y los niños menores de 16 años tendrán la entrada gratuita siempre y cuando vayan acompañados por un adulto. Se recomienda que las personas con movilidad reducida lleven un acompañante, y se aconseja la utilización de calzado que no resbale.

La entrada al museo será gratuita para todos aquellos que dispongan de la tarjeta London Pass.

Booking.com