Guardias de la Reina

La Guardia de la Reina (“Queen´s Guard”) es el grupo contingente de soldados de infantería y caballería que tienen la función de proteger la residencia oficial real en Londres. La Armada Británica tiene regimientos tanto de guardias a caballo como a pie desde fechas de la Restauración Inglesa (1660). Y desde el reinado del rey Carlos II estos regimientos ha sido los responsables de proteger los Palacios de los Soberanos.

La Guardia de la Reina es responsable del Palacio de Buckingham y del Palacio de St. James (incluyendo Clarence House) en Londres. La guardia está compuesta por una compañía de soldados de un regimiento único, el cual está dividido en dos, proporcionando un destacamento para cada uno de los palacios.

Debido a que la residencia oficial del Soberano es todavía St James, el comandante de la guardia (llamado Capitán de la Guardia) tiene su base allí, así como las banderas del regimiento. Cuando el Soberano se encuentra en su residencia, la Guardia de la Reina se compone de tres oficiales y 40 de otros rangos, con cuatro centinelas colocados en el Palacio de Buckingham (en la parte delantera del edificio) y en el Palacio de St. James (dos en la entrada principal en Pall Mall, y dos en Friary Court).

Esto se reduce a tres oficiales y 31 otros rangos, con dos centinelas en cada palacio cuando el Soberano no se encuentra en la residencia. La Guardia de la Reina no hace un trabajo simplemente ceremonial. Esta Guardia proporciona centinelas durante el día, durante la noche, así como durante las rondas de patrulla en los terrenos del Palacio.

Hasta 1959, los centinelas del Palacio de Buckingham estaban situados fuera de la valla. Esto terminó debido a un incidente ocurrido con una turista y uno de los guardias, ya que parece ser que ésta y algunos visitantes molestaron al guardia, el cual dio una patada a la turista en el tobillo. El turista hizo una queja ante la policía y el centinela fue confinado en los cuarteles durante 10 días. Poco después, los centinelas se trasladaron al interior de las v

Destino Militar

En el pasado, tres batallones de infantería eran colocados para deberes públicos. Dos de éstos son batallones de guardias (uno basado en el Cuartel de Wellington cerca del Palacio de Buckingham y otro en el Cuartel Victoria en Windsor), mientras que el tercero es una unidad de infantería (basado en el Cuartel de Caballería, Hounslow). Por añadidura, hay tres compañías basadas en los Cuarteles de Chelsea. Todas estas unidades están bajo la autoridad administrativa del Distrito de Londres. Y al igual que las unidades con deberes públicos, no forman parte sólo de actos ceremoniales, sino que tienen la misión de proveer de ayuda militar a las autoridades civiles.

Guardias a pie

Los guardias son de alguno de los siguientes regimientos de guardias de a pie:

 Grenadier Guards
 Coldstream Guards
 Scots Guards
 Irish Guards
 Welsh Guards

De cualquier forma, en teoría cualquier unidad de la Commonwealth puede proporcionar la guardia. En muchas ocasiones, la brigada de infantería de los Gurkhas, el Regimiento RAF y la Infantería Real de la Marina han proporcionado guardias, así como otros países de la Commonwealth. Sólo una unidad ha llegado de un país de la Commonwealth en el año 2008, del cual la Reina no es cabeza de estado, se trata de la unidad denominada Primer Batallón del Regimiento Real Malayo.

Sistema Operativo

La Guardia de la Reina se encuentra en las residencias reales que están bajo el área de operaciones de la Armada Británica del Distrito Londinense. Esta guardia cubre el Palacio de Buckingham, el Palacio de St. James y la Torre de Londres, así como el Castillo de Windsor. Además, la Guardia de la Reina se sitúa también en otras residencias oficiales como el Palacio de Holyroodhouse, aunque no de manera tan regular como en Londres. En Edimburgo, la guardia es la responsabilidad del batallón de infantería residente en el Cuartel de Redford. Esta guardia no se encuentra en residencias privadas de la Reina como en Sandringham o Balmoral.

Castillo de Windsor y la Torre de Londres

Uno de los deberes públicos de los batallones es la responsabilidad de proveer de guardias al Castillo de Windsor. La localización de la ceremonia en Windsor varía. En verano, cuando la Reina se encuentra en su residencia, la ceremonia tiene lugar normalmente en el césped del patio interior del Castillo. Cuando llueve o en invierno y para proteger el césped o cuando la Reina no se encuentra, la ceremonia ocurre fuera del Cuarto de la Guardia, cerca de la entrada de Henry VIII, a los pies del castillo.

Un destacamento del regimiento en guardia en el Palacio de Buckingham y en el Palacio de St James también es responsable de proporcionar guardias en la Torre de Londres. Ya que la Torre es todavía oficialmente una residencia real, y como además es el lugar donde se encuentran las Joyas de la Corona, permanece todavía la obligación de ser protegida por los guardias. Los guardias de la Torre son un oficial, 6 sub-oficiales y 15 soldados, y normalmente se coloca un centinela fuera de “Jewel House (Casa de las Joyas)” y otro fuera de “Queen´s House (Casa de la Reina)”. Debido a que la protección de la Torre está bajo su responsabilidad (conjuntamente con los “Yeomen Warders (conocidos como los Beefeaters)” y los guardias de las Casa de las Joyas), los guardias deben además mantener la seguridad durante la noche.

 

Edimburgo

La Guardia está también situada en Edimburgo en el Palacio de Holyroodhouse, la residencia oficial de la Reina en Escocia, y está situada también en el Castillo de Edimburgo. A diferencia que en Londres, aquí no hay un batallón de Guardias permanentes con base en la ciudad, y la guardia es proporcionada por aquel batallón de infantería que se encuentre en el Cuartel de Redford. La guardia no es utilizada todo el año, y es proporcionada diariamente durante la semana que la Reina se encuentra en el Palacio (antes de su descanso de verano en Balmoral), y durante la semana de “Lord Commissioner´s Week”. Hasta el año 2002, los centinelas se colocaban permanentemente a la entrada del Castillo, y se cambiaban cada hora. Sin embargo, una reducción en el tamaño de la armada condujo a terminar con este guardia permanente. Ahora, los guardias se colocan al mismo tiempo que los guardias del Palacio, o cuando hay visitas reales en Edimburgo. Los centinelas se colocan también durante el mes del “Edinburgh Military Tattoo”.

Como parte de la reorganización de la infantería, el Primer y Segundo Batallón, Regimiento Real de Escocia tendrá base permanente en Edimburgo la cual será la responsable de los deberes públicos de Edimburgo.

Incidentes

La Guardia Real es un destino militar operacional, con el principal propósito de proteger a la Soberanía. Sin embargo, ha habido cantidad de incidentes a lo largo de los años que ha puesto a prueba a esa Guardia del Palacio de Buckingham. En el año 1982, un hombre llamado Michael Fagan fue capaz de eludir a los centinelas que se encontraban en el Palacio de Buckingham y entrar en la habitación de la Reina, antes de que fuera capturado por la policía. En el año 2004, un miembro de un grupo de presión “Fathers4Justice (Padres por la Justicia)” permaneció cinco horas y media colgado de un parapeto del balcón del frente del Palacio de Buckingham. Aunque la Reina no se encontrara en ese momento en el palacio, se pensó en un posible ataque terrorista.

Las mujeres y la Guardia

En las fuerzas armadas británicas, las mujeres no tienen permitido servir en las unidades de combate (esto es caballería e infantería). Se les permite, sin embargo, servir en las unidades de apoyo al combate, las cuales son unidades que proveen ayuda a las unidades se segunda y tercera línea. Los apoyos de combate incluyen la artillería, los ingenieros, el apoyo aéreo, el apoyo logístico, así como otros servicios. En abril del año 2007, la primera mujer de la Armada Británica sirvió en los destacamentos de la Guardia de la Reina, y en el año 2000, la Guardia de la Federación Australiana desempeñó deberes públicos en Londres durante un mes, y en ella se encontraban varias mujeres.




BOOKING.COM

Encuentra donde quedarte en Londres con el mejor buscador de alojamientos. 

Booking.com